30 junio 2013

RESEÑA: ANNA KARENINA



"Todas las familias dichosas se parecen, pero las infelices lo son cada una a su manera".

Gracias a la iniciativa de Shaka Lectora y su lectura conjunta de Anna Karenina, de Leon Tolstoi, tuve la oportunidad de encontrarme nuevamente con un clásico de la literatura universal que, me alegra decirlo, he disfrutado mucho.

Leí por primera vez esta obra en mis épocas de estudiante, porque formaba parte de la currícula, no por deseo propio, ¿no odian eso? Por supuesto, al leer por obligación, no pude apreciarla como merecía y lo lamento, pero la vida, y Shaka, me han dado la ocasión de hacerlo. Por otra parte, creo que en esa época no logré comprender del todo bien lo que  Tolstoi deseaba transmitir al lector.

Anna Karenina no es una obra "sencilla" para leer, es compleja, a veces confusa por la profusión de personajes y situaciones. Creo que es como un delicado pero contundente pastel, tenemos que saborearlo con tranquilidad, no podemos lanzarnos a devorarlo, porque nos abrumará y nos causará rechazo. No, la historia de Anna merece ser leída sin prisa, volviendo a alguna frase si sentimos que es necesario, y tomándonos un tiempo para analizar lo que Tolstoi quiere realmente contarnos según avanzamos.

“Yo les pondría una sola condición- continuó el Príncipe- ¿usted piensa que la guerra es necesaria? Muy bien. Quien predica la guerra que vaya en una legión especial, delante de todos en los ataques, en los asaltos”

La historia es harto conocida. Una mujer de la aristocracia rusa, casada y con un hijo, que parece tenerlo todo para ser feliz, pero no lo es, se enamora perdidamente de un hombre que llega a su vida, y desde allí empieza a hilarse una historia de amor, celos, rechazo... hasta llegar a la completa tragedia.

¿Pero qué convierte a Anna Karenina en una historia especial? ¿Por qué ha trascendido de esta forma en el tiempo? Creo, desde mi punto de vista lector, que es por dos motivos.

El primero es quizá el más sentimental, por llamarlo de alguna forma, debido a que Tolstoi supo plasmar de una forma espectacular esa insatisfacción que podemos sentir muchas veces en la vida y que nos lleva a buscar ese algo que nos haga realmente felices. Y Anna lo encuentra, pero no como habría esperado, en la forma del Conde Vronsky, y aún en sus momentos de alegría no pudo retener esta felicidad, sufrió muchísimo y se vio llevada a la desesperación por sus propios miedos y la injusticia y los prejuicios de la época.



“Entre ambos se habían establecido, pues, aquellas relaciones tan frecuentes en sociedad, caracterizadas por el hecho de que dos personas mantengan en apariencia relaciones de amistad sin que por eso dejen de experimentar tanto desprecio el uno por el otro que no puedan ni siquiera ofenderse”

Además, y creo que este es el segundo punto, uno muy importante y que vuelve a esta historia atemporal. Tolstoi nos presenta un retrato de la sociedad rusa, mostrándonos sus fisuras sin maquillaje. La doble moral, la hipocresía, esa adoración por lo material y las apariencias, pueden verse aún el día de hoy. Tolstoi no funge de moralista, no llega a ese extremo, pero definitivamente es muy claro al señalar aquello a lo que debemos prestar atención. El que Anna sea prácticamente desterrada, catalogada de adúltera, mientras que el Conde Vronsky mantiene su posición es indignante.

“La mujer no tiene derechos por la insuficiencia de su instrucción, y su insuficiencia de instrucción procede de su falta de derechos. No olvidemos que la esclavitud de la mujer es algo tan arraigado y antiguo que a menudo no queremos comprender el abismo que nos separa de ellas”

La novela nos presenta a personajes ante los que no se puede permanecer impasible. Siento muchísimo afecto por Anna, y una gran compasión, aunque no me ciego a sus defectos, así como aprecio a Lyovin porque lo considero uno de los grandes protagonistas de la historia.

Leí alguna vez que esta historia se trata acerca de la búsqueda de la felicidad y de cómo al final, tras un tortuoso viaje y las más duras pruebas, solo podemos encontrarla del todo en la sencillez. No sé qué tan cierto sea esto, pero sin duda he sentido que la historia de Anna ha dejado una huella muy grande y si bien no sé si seguiré su camino en esa búsqueda desesperada, acompañarla en la suya ha sido toda una aventura.



10 ♥ Comentarios

albanta

comentou...

Esta es una obra que hay que leer. Yo la recomiendo.

30 de junio de 2013, 8:52
Responder
El Hada de los Cuentos

comentou...

Ana Karenina es una obra maestra de la literatura universal, y en muchos aspectos es totalmente aplicable a la vida de hoy. Un abrazo

30 de junio de 2013, 9:06
Responder
ni brujas ni princesas

comentou...

No he leído el libro, pero si he visto las versiones cinematográficas, la última me ha parecido rara y un poco densa,pero la historia me gusta, besos,ana.

30 de junio de 2013, 10:49
Responder
Laura Uve

comentou...

Me pasa como a ti, la leí hace mucho pero yo nunca la he vuelto a releer...

Estoy de acuerdo con lo que dices en esos dos aspectos, ahí está la clave del porqué la obra ha trascendido a su época. Además añadiría la manera de narrar de Tolstoi.

Buena semana!!

30 de junio de 2013, 11:04
Responder
Pilar

comentou...

Holas Aglaia! leí la novela hace ya algunos años, yo pensaba que me iba a aburrir (lo leía por cultura general) pero me sorprendió que me enganchara. Me gustaron también las historias paralelas, la de Kitty, y también me sorprendió mucho lo que hacía Anna para no tener hijos (en esa época no sabía que se podía)
En fin, muy buena novela!
Un abrazo! :)

30 de junio de 2013, 14:00
Responder
Jesús

comentou...

Me ha gustado mucho la reseña. Esta novela lleva mucho tiempo en casa (recuerdo que me la regalaron en un centro comercial al comprar otros libros). Siempre me ha dado miedo enfrentarme a ella, pero por lo que cuentas, creo que me estoy perdiendo una gran historia. Empezaré a tenerla en cuenta. ¡Saludos!

30 de junio de 2013, 15:04
Responder
My favorites things

comentou...

Hola Aglaia: Antes que nada mi querida amiga quería disculparme por no pasar tan seguido a dejar mis huellitas...Siempre te leo pero a veces solo hago eso y sigo con otras entradas y la verdad ya no sé como hacer para ponerme al día.....
Ahora bien la reseña que has hecho es excelente, yo personalmente no he leído este libro, ví la última adaptación con Keira, Matthew y Jude y no la entendí mucho....Luego busqué un poco sobre esta obra pero no me llamó mucho la atención, pero ahora por tu reseña creo que le daré una oportunidad y la buscaré para leerla >_<
Besotes mi amiga y gracias por tu gran paciencia y siempre estar allí =)

30 de junio de 2013, 19:25
Responder
Susana Deseo Libros

comentou...

¡¡Hola Claudia!!

Sin duda una novela más que recomendable, todos antes o después deberíamos disfrutar de ciertos clásicos y este es uno de ellos, pero bajo mi opinión, creo que hay que saber escoger el momento oportuno para disfrutar al máximo con ella.

Muy buena reseña.

Besos y buen inicio de mes y semana.

1 de julio de 2013, 7:43
Responder
Luciana

comentou...

Es una gran novela que me sorprendió por su línea de escritura, entrecruzando historias y enganchando en cada una de ellas.
Hermoso libro, todo un adelantado para su época criticando la hipocresía de la alta sociedad.
Besos

8 de julio de 2013, 14:03
Responder
Esciam

comentou...

Hola linda!
Ya veo los cambios de los que hablabas. Se ve como más...chicklit, me parece que va con la novela que se viene, verdad? Y aùn asì, con Jane allì arriba.
En cuanto a Anna, no la he leìdo, y lo que dices de la confusión me tira hacia atrás, pero me ha gustado ver que hay como un conceso en que va de la doble moral, aunque ver lo ue dices de la búsqueda de la feliidad... Creo que el problema es lo que creemos que es la felicidad. Pretender que todo sea cmo los momentos perfectos, sin que haya causas ni efectos... Creo que hace que no valoremos esos momentos. La felicidad no es un estado crónico, siento, si no solo unos pequeños momentos. Hay que aprender a atesorarlos en vez de solo desearlos o dolerse.

Saludos!

17 de julio de 2013, 17:34
Responder

Publicar un comentario

Argonautas que pasaron