11 agosto 2014

OSCAR WILDE Y EL CLUB DE LA MUERTE: GYLES BRANDRETH



En mayo de 1892, Oscar Wilde ya es toda una celebridad, famoso por sus fiestas y sus ocurrencias. Pero ni él mismo podría haber adivinado lo que provocaría cuando, en una reunión del club Sócrates, propone jugar al «Asesinato». Cada uno de sus invitados debe escribir en un papel el nombre de la persona a la que desearían matar. Sólo se trata de un juego, una broma macabra, por supuesto… Pero pocas horas más tarde, las catorce «víctimas» escogidas empiezan a morir, una tras otra…

Wilde no tarda en deducir que el asesino es uno de los miembros del club y, con la ayuda de sus fieles amigos Robert Sherard y Arthur Conan Doyle, deberá detenerlo si no quiere convertirse él mismo en la próxima víctima.

Desde los fastuosos salones de los selectos clubes londinenses hasta los sórdidos confines del ring de boxeo y el engañoso universo del teatro, Oscar Wilde y el club de la muerte nos ofrece una fascinante historia de pasiones, engaños y homicidios en medio de la doble moral de la sociedad victoriana.

Hotel Cadogan, donde se reunía el Club Sócrates


Creo que resulta imposible leer semejante sinopsis y no sentirse irremediablemente atraído por ella, ¿no? La premisa, para un admirador de Wilde, de las historias policíacas, e incluso de Conan Doyle, no puede ser menos que prometedora. Desde luego, mal ejecutada resulta también la receta perfecta para el desastre. Afortunadamente, estamos ante una promesa cumplida, un libro redondo y ejecutado a la perfección que entrega aún más de lo esperado.

No sabía nada acerca de esta serie escrita por Gyles Brandreth llamada, con muy buen tino, Los misterios de Oscar Wilde. Hasta donde he podido averiguar, la serie se compone de cinco libros, y el que tuve la suerte de encontrar es el segundo de ellos. Oscar Wilde y el club de la muerte nos sitúa en el Londres victoriano de 1892, cuando la fama y reputación de Wilde están en todo su apogeo; acaba de estrenar El abanico de Lady Windermere y toda la sociedad londinense lo ama. Bueno, algunos no lo toleran, ocurre aún en la actualidad, pero seguro que eso a él le fascinaba. 

Robert Sherard


El autor nos ubica en la historia de forma  perfecta, parece estar del todo familiarizado con la época y el entorno de Oscar Wilde en aquellos tiempos, así como con los personajes más interesantes. Esto quizá no sea del todo extraño porque, según su biografía, Gyles Brandreth se ha dedicado a estudiar a profundidad la sociedad victoriana. 

La historia es narrada en primera persona por Robert Sherard, amigo personal y biógrafo oficial de Oscar Wilde, quizá una de las personas en las que más confiaba y quien lo conoció a profundidad. Sherard nos cuenta cómo Oscar, aburrido de no tener nada interesante que hacer los domingos, decide crear el Club Sócrates, compuesto por él y unos cuantos de sus amigos más cercanos con el fin de compartir una cena y formar parte de los excéntricos juegos que organiza. El último de estos, sin embargo, trae ciertas consecuencias que se les escapan de las manos, ya que no podía imaginar que al invitar a sus compañeros para que citaran los nombres de las personas a las que con gusto asesinarían, estas muertes se irían concretando una a una, sin que nadie pudiera dar razón del culpable. Aún peor, el nombre de Oscar Wilde fue uno de los que surgieron aquella noche, así como el de su adorada esposa Constance, de modo que el misterio debe ser resuelto o ambos podrían terminar engrosando la lista de los asesinados.

Sir Arthur Conan Doyle


En verdad es una delicia sumergirse en este misterio de la mano de Sherard y ver a través de sus ojos la vida cotidiana de un hombre tan complejo como Wilde, así como la de las personas que le rodean. En este libro en particular podemos saber acerca de su relación con su esposa Constance, sus hijos, Lord Alfred Douglas "Bosie", el amante que le trajo tantos problemas y que sería al final su perdición, así como conocer también a sus amigos más queridos, como Sherard, Bram Stoker,  y el gran Arthur Conan Doyle, que en esta época pasaba precisamente por la crisis resultante de haber decidido "asesinar" a su creación, el conocido Sherlock Holmes. Vale decir que este ha sido precisamente mi personaje favorito, será que encuentro fascinante todo lo relacionado con Conan Doyle y su vida más allá de los libros. 

El autor nos presenta también una sutil crítica social para la sociedad victoriana de la época, develando su hipocresía y prejuicios con un tono mordaz muy propio de Wilde, a quien he visto maravillosamente retratado aquí. Al final del libro, con el misterio resuelto y las ganas de buscar los otros títulos de la serie, no he podido contener el deseo de buscar información acerca de él y los personajes mencionados en la obra a fin de saber un poco más acerca de ellos y descubrir qué tanto es verdad y cuántas licencias se ha tomado el autor. Respecto a ello, es bueno señalar que uno de los nietos de Wilde fue el encargado de revisar la obra. 

Definitivamente un libro muy recomendable. 



"Amarse a sí mismo es el comienzo de un idilio que durará toda la vida."

8 ♥ Comentarios

Tamara López

comentou...

No lo conocía, pero apuntado queda. Me llama mucho.
Un beso :D

11 de agosto de 2014, 8:08
Responder
Ana Blasfuemia

comentou...

Definitivamente, sinopsis y admiración por Oscar Wilde es como un potente imán para que este libro llame la atención. Pero lo de que sea serie me echa para atrás. Pero que lo recomiendes me pone otra vez en su dirección. Vaya lío :)

Besos

11 de agosto de 2014, 12:17
Responder
Margari

comentou...

No sabía nada de estos libros. Y con la debilidad que tengo por Oscar Wilde, voy a tener que buscarlos.
Besotes!!!

11 de agosto de 2014, 14:44
Responder
Lady Aliena

comentou...

¡Qué grande Wilde! No conocía esta serie, pero la buscaré porque este autor es un verdadero genio.
Besos.

12 de agosto de 2014, 0:36
Responder
Lesincele

comentou...

Del autor tengo una novela pendiente a ver si me pongo y si me gusta no descarto esta serie.
Un beso!

12 de agosto de 2014, 1:16
Responder
Tatty

comentou...

No conocía esta serie de libros y aunque no he leído nada de Oscar Wilde, sí que tiene pinta de ser interesante, me la anotaré por si puedo leer alguno
Besos

12 de agosto de 2014, 2:44
Responder
Angela Leon

comentou...

Este año me estreno con Wilde porque lo he seleccionado en el Reto de ETernos pendientes. A ver que me parece. Me anoto esta serie que nos traes. NO pinta mal :)

Bs.

19 de agosto de 2014, 3:12
Responder
Mónica-serendipia

comentou...

Pues tienes razón, la sinopsis es irresistible. Y si además nos dices que te ha resultado una lectura tan entretenida, me lo llevo sin dudar. Bss

21 de agosto de 2014, 9:42
Responder

Publicar un comentario

Argonautas que pasaron