12 noviembre 2009

Genios que nos hacen reír

Mis instintos me han llevado a fangirlear de otra de mis series favoritas.

Considerando que el último domingo estuve en una Convención de Anime, Manga y Cómics de la que subiré algo luego, sólo podía pensar en una serie: The Big Bang Theory.

Esta debe de ser la mejor comedia que se emite actualmente en televisión, es sencillamente genial.

Supongo que casi todo el mundo debe haberla visto, pero igual doy algunos alcances para quien no sepa de ella.

La serie tiene por protagonistas a dos genios de la física, tan geeks como el que más: Leonard y Sheldon, que comparten un apartamento y trabajan en la misma universidad.

Leonard es un físico práctico de carácter apacible, tímido y con un sentido de la amistad muy desarrollado que intenta siempre encajar con lo que él llama la gente “normal”. Sheldon es la otra cara de la moneda, pues le importa poco la opinión ajena, sabe lo inteligente que es y de por sí se considera superior al resto de la humanidad. Sumado a eso que al parecer sufre del síndrome de Asperger, es decir que está incapacitado para sentir empatía con otras personas, pues tenemos a tremendo personaje.

Pero no están solos, tienen otros dos compañeros de trabajo y amigos: Howard, ingeniero de profesión, el único sin un doctorado, lo que siempre provoca las bromas de los demás y Raj, un astrofísico hindú que en mi opinión resulta el más tratable del grupo, el problema es que sufre una extraña condición que le impide siquiera hablar delante de personas del sexo opuesto a menos que esté bajo los efectos del alcohol o crea estarlo.

La serie empieza con la llegada al edificio de una nueva vecina, la guapa y extrovertida Penny, que pone de cabeza a Leonard para desconcierto de Sheldon que no comprende cómo su amigo puede fijarse en alguien que él considera intelectualmente inferior; sin embargo la verdad es que Penny tal vez no sea un genio, pero si es muy divertida, sarcástica y tiene un gran corazón, por lo que se integra a este grupo tan extraño casi desde un inicio.

Me encanta la serie porque es muy fresca, está perfectamente hecha y los realizadores cuidan hasta el último detalle, tanto así que hasta las ecuaciones que se ven en las pizarras o muros son auténticas. Lo usual es que una comedia empiece muy prometedora y luego decaiga, pero este no es el caso, al contrario, ha ido de menos a más.

Sheldon es uno de los mejores personajes de comedia que he visto en mucho tiempo, lo encuentro tan irritante como adorable, no puedes molestarte con sus comentarios porque sabes que no lo dice con mala intención y además un hombre que adora de ese modo a su abuela y permite que su madre lo manipule pese a su brillantez con los ojos cerrados resulta más que simpático. Sus discusiones con Penny son de antología y cada vez que aparecen juntos en pantalla se roban el show. Jim Parsons fue nominado a un Emmy a mejor actor de comedia por este papel y obtuvo un Teen Choice Award en la misma categoría.

Leonard, con su embobamiento total por Penny, esa manera en que se retuerce las manos cuando está nervioso y la paciencia infinita que tiene con Sheldon lo hacen también fabuloso, sólo puedes esperar que se le cumplan los sueños con la vecina.

Howard, bueno, ese me parece el más complicado. Es gracioso y mucho, pero con esa actitud de casanova que raya en lo pervertido y vistiéndose como el quinto Beatle con mal gusto no puede menos que ponerme tan nerviosa como a Penny y no de una manera positiva, precisamente, lo cual sólo es otra muestra de las estupendas actuaciones.

Raj era dejado un poco de lado al inicio de la serie, pero tiene más participación actualmente y es una verdadera pena que no pueda hablar frente a una mujer, porque sin duda es quien más éxito tendría con ellas. Sus comentarios sarcásticos y agudos lo hacen el más “normal” del grupo, sumado a las tremendas aventuras a las que lo arrastra Howard.

Penny trae un poco a tierra a este grupo de freeks y puede notarse su influencia para que se abran un poco al mundo, especialmente Sheldon, aunque con él ha tenido más fracasos que triunfos, pero igual está allí, haciendo a veces de voz de la razón, por raro que suene.

Hablar de capítulos lograría que este post resulte interminable, porque no tengo uno favorito, todos son geniales. Están por la tercera temporada y cada episodio dura en promedio veinte minutos, así que resulta muy sencillo hacerse un tiempo para verla. Son pocas las comedias que te aseguran carcajadas y encariñarte con los personajes, de modo que es más que recomendable.

Dejo un video que encontré con uno de sus momentos más memorables.



2 ♥ Comentarios

Fiona

comentou...

i la serie y es asi como vos lo decis!!!!!!!!!!1
jajaja
son un show .....
espero que penny se enamore o pase algo mas!!!!!!
se lo merecen!!!!!!!!!!
una serie que me gusta es chuck y burn notice!!!!!!!!
despues me parece flojo todo!!!!!! no se que le pasa a sonny o a warner..........les cuesta hacer algo bueno,y no es por no tener talento!!!!
fiona

15 de noviembre de 2009, 4:06
Responder
Aglaia Callia

no comando :)

Fiona, sí, la serie es una maravilla, tienes que verla sí o sí.
Penny va bien, aunque yo la veo con alguien más (sí, Sheldon) Es mi OTP soñado.
Conozco a Chuck,pero no al otro, cuéntame de qué va.
Gracias por pasar, besos.

16 de noviembre de 2009, 12:27
Responder

Publicar un comentario

Argonautas que pasaron