11 junio 2010

GLEE: 1X22 (SPOILERS)

Han tenido que pasar unos días para poder subir algo del capítulo final de Glee: Journey to Regionals.

Valgan verdades que este capítulo ha sido tan grande, que no estoy segura por donde empezar. No sé si alguna vez lo comenté, pero si bien adoro la música de la serie, no es el motivo más grande por el que la sigo, sino por las historias, por todo eso que viene allí entre las canciones, las historias tan bien llevadas, esos supuestos clichés que en realidad no lo son tanto, porque las cosas no siempre ocurren como una espera.

Cuando supe, por ejemplo que Sue sería parte del jurado, ¿alguien se imaginó que pasaría lo que pasó? ¿no esperábamos todos que ganaran nuestros chicos, o al menos quedaran segundos? Es más, juraba que Quinn se quedaría con su bebé, y así muchas cosas.

Supongo que esta es una de las cosas que más me gusta de Glee, que no teman mostrar las cosas como son. Que no todo son finales felices, que siempre habrá un claroscuro por allí, algo que duele, pero lo importante es que nuestros chicos se levantan, y nada tiene más valor que eso en la vida.

¿Momento favorito? Imposible decirlo, porque en conjunto ha estado fenomenal. Me partió el alma ver a Will tan quebrado, salté de alegría cuando Emma apareció de nuevo, que se le extrañaba, y fuera justamente para levantar a Will, para recordarle el verdadero motivo de la creación del Club Glee.

Rachel y Finn son una de mis OTP favoritas, así que el verlos juntos, que cantaran Faithfull a dúo, fue sensacional. Luego, la actuación grupal estuvo sensacional. La primera canción fue hermosa, y ya empezaba a soltar lagrimitas con Don´t Stop Believin cantada por todos, era algo que faltaba. De verdad que allí pensé que podrían ganar.

Después Quinn y su rotura de fuente, con ella dando a luz, mientras los de Vocal Adrenaline hacían su presentación. El modo en que combinaron ambas escenas fue magistral. Aquí diré que no es porque el personaje de Jesse no me agrade, pero meterse a cantar Bohemian Rhapsody fue demasiado atrevido, ¿y con piano además? La coreografía preciosa y el trabajo grupal impecable, pero el solo me molestó. No le quito méritos, pero Freddie Mercury es único y pareció una mala imitación, lo siento.

Y los canallas del jurado, exceptuando a Sue, por supuesto. A Olivia Newton-John no la quiero ver ni en pintura, y al otro ni lo conozco; el conductor parecía una caricatura, así que lo ignoro. ¿Cómo pudieron ser tan crueles? Supongo que era necesario para la trama mostrar esos ridículos prejuicios aún entre adultos que no deberían pensar así, pero como decía, este es el mundo real.

Que levante la mano quien no lloró como una Magdalena cuando le cantaron a Will "To sir, With love". ¡Mi hermano lloró! Nos miramos con una cara de pena, que no era para menos. Ya sabía que la cantarían, pero no imaginé que en esas circunstancias, con toda esa carga emocional. La confesión, por así decir, de los chicos, como cada uno decía quién era antes de entrar al Club, y lo agradecidos que estaban con Will. Definitivamente fue Finn quien más me conmovió, adorable el chico, lo quiero horrores.

No esperaba que Quinn diera a su bebé en adopción, pero otra vez, así es la vida. Creo que fue lo mejor, y me alegra que Puck haya demostrado que si no es perfecto, al menos esto podría ayudarlo a madurar un poco. El que fuera Shelby quien se quedara con la niña fue un punto muy tierno.

¡Y Sue! Maestra de maestros, cómo te haces querer, por mucho que finjas. ¡Ella lloró! Y lo buena que fue con Will, las amenazas al director, que siempre me hacen reír Dios, esta mujer es maravillosa, creo que uno de los mejores personajes. Estás perdida, Sue, nadie te va a odiar después de lo que hiciste, a lo mucho seguiremos temiéndote.

Cantaron "Somewhere over the rainbow", unas de mis favoritas en el mundo, así que para entonces ya no tenía pañuelos, pero qué diablos, estaba muy emocionada. Fue una preciosa versión, y ver a todos tan emocionados, con la ilusión de estar juntos un año más, el broche de oro que necesitaba.

Así que nada, a esperar por más Glee, por más de estos momentos, que se agarren los rivales, que seguro los chicos vuelven con todo, y a ver con qué me engancho ahora, que todas mis series están de parón. Sólo me quedan True Blood y White Collar.

Dejo dos cosas. Primero, aquí pueden encontrar las canciones completas del episodio. De nada.

Y, por supuesto, antes de que desaparezca, uno de los videos más bellos que he visto.

4 ♥ Comentarios

Luciana

comentou...

Al fin vi el capítulo final y fue espectacular.
Como bien decís, Glee podría caer en todos los estereotipos de una serie de adolescente, donde el bien le gana al mal (puede llamarse Vocal Adrenaline o Sue Silvestre), pero lo bueno de esta serie es que no cae en eso.
En lugar de ello, nos muestra que la vida suele ser injusta, que hay que luchar por lo que se quiere, y que todo el tiempo existen injusticias.
Sin duda, Sue Silvestre es una "roba cámaras", es un personaje secundario que roba protagonismo cada vez que aparece. Y si ya nos había mostrado que tenía su corazoncito con su hermana Síndrome de Down, ahora termina de mostrarnos su humanidad.
Ahora a esperar una segunda temporada que promete mucho, la relación Finn/Rachell, qué pasará entre Emma y Will, y la nueva competencia con sus archirrivales.
Mientras tanto, en época de parates televisivos, me tendré que conformar con True Blood que comienza este domingo.
Me quedó un tanto extenso, pero era inevitable.
Abrazos.

11 de junio de 2010, 17:01
Responder
Aglaia Callia

no comando :)

La verdad, Luciana, no esperaba que el capítulo fuera tan bueno; considerando que el de antes del parón fue sensacional, pero me han sorprendido gratísimamente.

Es justo el que Glee sea tan innovadora lo que me gusta, resulta engañosa y me alegra. Que muestren de una manera diferente cómo es la vida, entre risas y canciones vemos que no todo es bueno o malo, que puedes equivocarte, como hacen los chicos todo el tiempo, pero siempre tendrás una oportunidad para redimirte, y eso también con los adultos. La vida no es color de rosa, hay momentos muy duros y hay que saberlos capear, eso también nos lo muestran de una manera magnífica.

Sue Sylvester es maravillosa, con sus frases épicas, a cuál más loca. Es noble, tiene un gran corazón, pero se cuida de mostrarlo, y eso la hace más simpática, porque abiertamente jamás reconocería un buen acto.

Espero que en la siguiente temporada se maneje más la relación Will/Emma, que aquí se ha visto un poco apresurada, a ver si conocemos al dentista. En cuanto a Finn y Rachel, los quiero ver juntos y felices, aunque supongo que habrá algún problema por allí, no sé si vuelve Jesse en la siguiente temporada o qué pasará con Terri, que no me gusta nada esa mujer.

Yo tengo al menos True Blood, con Eric de estandarte, y White Collar, a ver si me recomiendan algo nuevo por allí. Al menos tengo un par de sugerencias,a ver si me animo.

Cómo no extenderse con Glee de por medio ;)

Muchos besos, buen fin de semana.

12 de junio de 2010, 9:49
Responder
Fiona

comentou...

chicas........que lindo resumen de lo que paso,como saben vi uno que otro cap.........
pero es una joyita.....donde el talento,solo el talento se luce.....
en cuantoa true blood saben que ya lei el ultimo libro??
lo tengo si quieren se los paso.......
besos

13 de junio de 2010, 4:40
Responder
Aglaia Callia

no comando :)

Fionita, la serie es preciosa, ya viste cómo nos tiene. Aunque la veas por partes, igual la aprecias, de lo buena que es. Ojalá cuando tengas algo de tiempo te animes a verla, que de aqui a la segunda temporada tienes tiempo de sobra.

¡Hoy vuelve True Blood! Yo feliz, y si puedes enviarme el último libro te lo agradezco en el alma, he escuchado que esta buenísimo, gracias.

¿ya viste los minisodes? olvidé preguntarle a Luciana, pero están muy entretenidos.

Un besote, buena semana.

13 de junio de 2010, 9:37
Responder

Publicar un comentario

Argonautas que pasaron