13 junio 2011

LA MAGIA DE LAS LETRAS



Como saben muchos de quienes visitan este espacio, me encanta escribir, lo disfruto muchísimo, más allá de mis faltas y lo mucho que tengo por mejorar, aún cuando en mi mente, uno nunca termina de hacerlo.

Una de mis amigas, a la que no tengo el gusto de conocer personalmente, pero a quien quiero muchísimo, comparte el mismo gusto que yo, igual que muchos de quienes nos visitamos por aquí, saltando de lectura en lectura, e intentando también poder plasmar en palabras tantas historias e ideas que rondan nuestras cabezas.

Le prometí a esta amiga unas palabras, cualquier cosa que se me ocurriera, y como ella es tan amable de compartir siempre sus relatos conmigo, se me ocurrió que de eso podría ir justamente lo que saliera de mí; unas líneas para intentar contar la historia de esa persona, que somos muchísimos, ya puestos a ello, que amamos escribir, que está más allá de una decisión o deseo, sino que venimos a este mundo con la necesidad de contar historias y compartirlas con los demás.

Quería subirlo aquí porque sé que muchos sentimos lo mismo, y no hay nada más bonito que poner en palabras lo que uno tiene en el corazón.



Dicen las antiguas leyendas que desde el inicio de los tiempos, los dioses que rigen el destino de los hombres se turnan para conceder las gracias que cada individuo ha de necesitar en su vida.

Usualmente, como existen muchas más personas naciendo todo el tiempo que gracias para repartir, estas se conceden sin distinción alguna; después de todo, lo que haga cada ser con los dones que recibe, pasa a ser de su entera responsabilidad.

Sucedió una noche, hace algunos años, que con las campanadas del reloj, se anunció el nacimiento de una niña muy especial. Por supuesto que esto no podía saberlo nadie entonces, excepto, claro está, los dioses que se reunieron frente a ella en sus primeros segundos de vida para concederle las gracias que le correspondían.

—Estamos ante un caso excepcional—dijeron algunos.

—Bueno, tampoco es la única—replicaron otros.

—Aún así, va a hacerle falta una atención especial; ya conocen el procedimiento habitual—los interrumpió aquel a quien consideraban el más sabio de todos.

—Estoy de acuerdo, yo me encargo—una diosa de apariencia maternal dio un par de pasos al frente.

Un ojo humano no habría podido decir qué ocurrió a continuación, pero baste con señalar que los dioses hicieron unos rápidos ademanes en dirección a la pequeña, y desaparecieron, dejándola en compañía de la diosa que se había atribuido el compromiso de encargarse de la pequeña.

Miró con atención el rostro sonrosado, y encogió un poco la nariz. Vale acotar que este era un gesto muy común en ella, cada que debía reflexionar acerca de algo de lo que no se encontrara completamente segura.

—Muy bien, mi querida, ya lo tengo, no sé por qué he tardado tanto en verlo, si está muy claro—dijo al fin, sonriendo—Que tu camino esté lleno de bendiciones, lleva con gracia el honor que te concedo, y lo más importante, diviértete.

Con una última sonrisa, y un guiño, la diosa desapareció, tal y como hicieron sus compañeros.

Desde luego, la niña no tenía como saberlo, pero formaba parte de un amplio grupo de personas privilegiadas que pueblan el mundo, y que tienen por mayor característica, su inclinación por el arte.

Como es sabido, no todos los artistas se desenvuelven igual en todos los ámbitos, y he allí la labor de esta noble diosa, que ante este caso singular, se encargó de rebuscar en su corazón hasta hallar aquella llamita que era entonces muy pequeña, pero que mostraba ya una obvia predilección por el milenario arte de la escritura.

De modo que bendijo su talento, que un dios amigo había dejado ya en su lugar, la dotó de uno de los dones más preciados, la imaginación, y dejó a una compañera para que creciera a su lado, y se encargara de servirle de guía en el arduo camino de la creación.

Y esta niña creció, despierta e inteligente, tanto que descubrió su sino muy pronto, identificó a ese ser que fungía de amiga y guardián, y hasta le puso un nombre, para eterno agradecimiento de aquella que le había sido confiada.

Así que la niña, segura de cuál era su sueño, y aún cuando debía atender los muchos deberes de la vida diaria, se las arregló para desarrollar ese talento que ardía en ella, y en el camino, se topó con otros tantos espíritus afines, seres que en su día fueron visitados por los dioses, lo mismo que ella, y que descubrieron en ellos similar esperanza.

Porque las almas de los creadores se buscan, se llaman, y sin importar las distancias y esas muchas diferencias que los hacen únicos, se reconocen como hermanos con un mismo destino, alimentándose los unos a los otros con el fuego de las historias sin contar y los personajes que esperan pacientemente a ser descubiertos.





34 ♥ Comentarios

Eliane

comentou...

Gracias por tu visita a mi blog y ser mi seguidora... vine a visitarte y.. me encantó tu entrada.Que bello lo escrito!!!Todavia debo leer lo de las pololas de Maricari...
Besotes

13 de junio de 2011, 6:33
Responder
Roos

comentou...

Aglaia!!!
Me has dejado boquiabierta! Que hermoso texto!!! Una linda historia que bien puede ser real no?
Espectacular, te felicito!
Has publicado algo?, tienes ese encanto especial que seguro te lo han dado los dioses también!
Que tengas lindo día!!!
Roos

13 de junio de 2011, 6:44
Responder
Tracy

comentou...

¿Es autobiográfico? porque seguro que a tí los dioses te han hecho el regalo especial de poner sus musas a tu alrededor.

13 de junio de 2011, 8:02
Responder
Jose Ramon Santana Vazquez

comentou...

...traigo
sangre
de
la
tarde
herida
en
la
mano
y
una
vela
de
mi
corazón
para
invitarte
y
darte
este
alma
que
viene
para
compartir
contigo
tu
bello
blog
con
un
ramillete
de
oro
y
claveles
dentro...


desde mis
HORAS ROTAS
Y AULA DE PAZ


COMPARTIENDO ILUSION
AGLAIA

CON saludos de la luna al
reflejarse en el mar de la
poesía...




ESPERO SEAN DE VUESTRO AGRADO EL POST POETIZADO DE CARROS DE FUEGO, MEMORIAS DE AFRICA , CHAPLIN MONOCULO NOMBRE DE LA ROSA, ALBATROS GLADIATOR, ACEBO CUMBRES BORRASCOSAS, ENEMIGO A LAS PUERTAS, CACHORRO, FANTASMA DE LA OPERA, BLADE RUUNER ,CHOCOLATE Y CREPUSCULO 1 Y2.

José
Ramón...

13 de junio de 2011, 8:55
Responder
MariCari♥♥♥♥♥

comentou...

Claudia... tu nombre... es Esperanza, esperanza en el nombre del relato amoroso, del relato amigo, del relato sentido, del relato sencillo y de la hermandad en grado sumo...!!!
Tú eres la que aporta unión y da fuerza, la guardiana del buen vino, nada de avinagrar la vida, sino que ayudas en el latir del corazón, en el fluir la buena sangre... Gracias por escribir así... me llega a las entrañas!!
Bss... guapa por fuera y por dentro!!

13 de junio de 2011, 10:58
Responder
Rosas

comentou...

Una bonita historia para leer... Gracias por compartir esa magia que tienes en tus escritos

13 de junio de 2011, 11:05
Responder
Luciana

comentou...

Qué hermoso relato!

Con vos los dioses fueron generosos! A otros nos han olvidado jaja.
BEsos.

13 de junio de 2011, 14:50
Responder
Andri Alba

comentou...

Aquí estoy, pues aunque parezca que no te quiera, no dejo de quererte Claudia. Voy a leer tu relato ahora.

Un beso,

Andri

13 de junio de 2011, 14:57
Responder
Aglaia Callia

no comando :)

Eliane, gracias a ti por pasarte, y te debo esa lectura a conciencia que merece semejanta obra que estás subiendo; a ver si puedo ponerme a ello con la tranquilidad que requiere disfrutar de una historia bien contada.

Qué bien lo pasamos en el club, y conociéndonos un poco más, todavía, genial.

Un abrazo, feliz semana.

13 de junio de 2011, 15:30
Responder
Aglaia Callia

no comando :)

Roos, me alegra que te gustara tanto el relato, disfruté escribiéndolo, que fue con mucho cariño, y la verdad que me sentí un poco identificada al final, qué traviesa es la escritura.

No he publicado nada, y no creo que lo haga, que aquì es difícil y la verdad a mi me falta tanto, pero soy feliz compartiendo las cosas que salen de mi con la gente que quiero tanto, como ustedes.

Un besote, amiga.

13 de junio de 2011, 15:32
Responder
Aglaia Callia

no comando :)

Tracy, qué linda eres, y no, la verdad que no lo escribí pensando en mí :)

Es lindo pensar que todos tenemos un pequeño don, y aún cuando algunos lo tienen más desarrollado, esta forma de arte es dar con el corazón, y a mi eso me encanta.

Besos.

13 de junio de 2011, 15:33
Responder
Aglaia Callia

no comando :)

José Ramón, mil gracias por la visita, qué delicia leer un comentario tan poético, una belleza, y ni encontrar palabras adecuadas, más que para contarle que ya he pasado por tu casa, y con tu permiso, me quedo, que tanta historia buena es maravillosa de compartir.

Un abrazo.

13 de junio de 2011, 15:35
Responder
Aglaia Callia

no comando :)

Jardinera de mi corazón, tan linda que eres, y con esa manera solo tuya de compartir tu dulzura, mil gracias por esas palabras que no me merezco, pero que viniendo de personas como tú, me las creo un poco, y eso me hace inmensamente feliz.

Un abrazote para ti, amiga, compañera, socia ♥

13 de junio de 2011, 15:37
Responder
Aglaia Callia

no comando :)

Rosas, gracias a ti por pasarte, yo siempre estoy por aquí dando lata, son ustedes quienes tienen la bondad de alimentar a este blog con sus visitas y lindas palabras.

Un abrazo, feliz semana.

13 de junio de 2011, 15:38
Responder
Aglaia Callia

no comando :)

Luciana, muchas gracias, y no me creo eso de que los dioses no han sido generosos contigo, algo me dice que por allí tienes algunos relatos más que bellos, no sé, pero tengo esa certeza, ¿te animas a compartirlos?

Un besote.

13 de junio de 2011, 15:39
Responder
Aglaia Callia

no comando :)

Andri, yo sé que me quieres como yo te quiero, amiga, que ni necesidad de decirlo, lo tengo clarísimo, y aunque el señor blogger sea caprichoso y a veces no soplen los mejores vientos, el cariño permanece firme.

Un besote.

13 de junio de 2011, 15:40
Responder
Víbora

comentou...

Precioso relato! Me encanta la forma en la que te expresas y tienes además mucha razón, cada uno tiene algo que le hace unico y especial,solo se trata de encontrarlo y creo que tú ya lo has hecho.Un abrazo.

13 de junio de 2011, 17:22
Responder
Aglaia Callia

no comando :)

Víbora, muchas gracias por la visita, sé bienvenida, me alegra muchìsimo que te gustara el relato, y tienes toda la razón, todos tenemos un don, y es cuestión de encontrarlo para valorarlo y amarlo.

Me paso ya por tu casa, mil gracias, besos.

13 de junio de 2011, 20:05
Responder
Dulce Libertad

comentou...

Hola Aglalia, las letras tienen magia, porque sueña quien escribe, y hace soñar a quien lo lee. Amo leer y escribir, aunque con los jabones ya no me dedico, pero venir a visitarte, me llena esa parte literaria de mi alma, que por ahora esta en reposo. Gracias por escribir y por darlo a conocer, cariños, Graciela

13 de junio de 2011, 20:15
Responder
Ricardo Miñana

comentou...

En tus preciosas letras se puede ver tu gran corazón.
siempre es grato placer
pasar a leerte.
que tengas una buena semana.
un abrazo.

15 de junio de 2011, 3:28
Responder
Roos

comentou...

Hola linda!!! Cómo andás? No me digas que andás engripada también vos???
Espero estés bien!!!
Besotes
Roos

15 de junio de 2011, 7:27
Responder
gaviota

comentou...

hola preciosa las letras son la magia de un vuelo de silencios besitos gaviota en vuelo.

15 de junio de 2011, 8:25
Responder
Aglaia Callia

no comando :)

Graciela, nada más lindo que leer y escribir, son mis mayores placeres y me da mucho gusto que tú también y todos por aquí lo valoremos igual.

Un besote.

15 de junio de 2011, 16:57
Responder
Aglaia Callia

no comando :)

Ricardo, muchas gracias por tus lindas palabras, es un gusto también tenerte por aqui y pasar por tu casa a leer las bellezas que siempre compartes con nosotros.

Un abrazo.

15 de junio de 2011, 16:58
Responder
Aglaia Callia

no comando :)

Roos, como te contaba, estoy agobiada y ajetreada, a ver cuánto dura esto para volver a la "normalidad".

Gracias por preocuparte, un abrazo.

15 de junio de 2011, 16:59
Responder
Aglaia Callia

no comando :)

María, tan linda, gracias, siempre me paso por tu jardín, y aún cuando no pueda dejar un comentario, me deleito con tu nobleza y la belleza de tus letras.

Un besote.

15 de junio de 2011, 17:00
Responder
Fiona

comentou...

me hiciste emocionar!! tus textos ,como tu alma,expresan y muestran sin miedos una delicadeza extrema...
bello y sabias tus ultimas palabras

15 de junio de 2011, 19:18
Responder
Aglaia Callia

no comando :)

Muchas gracias a ti por las palabras tan lindas, Fionita, creo que somos un poco todas las que amamos escribir, es un gusto conocerlas y compartir con ustedes.

Un besote.

16 de junio de 2011, 7:55
Responder
Roos

comentou...

Hola Aglaia!!! Menos mal que no estás enfermita, te hacía engripada pero veo que tienes mucho trajín en estos días!
Quería agradecerte tus comentarios a pesar del trabajo que estás teniendo.
Descansá un poquito cuando puedas, así no te bajan las defensas, no quiero que te enfermes eh!!!
Aquí una humedad que te duele hasta el cabello!!! ah!!!!!!!!!!
Que tengas lindo día preciosa!!!
Nos vemos por la red!!!!!!!!!!!!!
Beotes
Roos

16 de junio de 2011, 8:12
Responder
princesa jazmin

comentou...

Qué bonito relato! te felicito por semejante talento, mi querida, disfruté mucho de esta historia.
Definitivamente tienes lo que se precisa para infundirle vida y corazón a las palabras.
Precioso.
Gracias por compartilo con nosotros.
Un beso.
Jazmín.

16 de junio de 2011, 12:14
Responder
estetica

comentou...

Hola
Muy entretenido e interesante tu blog. Me ha gustado.
Aquí te dejo la url de mi blog por si es de tu interes
http://maquillaje-estetica-imagen.blogspot.com/
Saludos

17 de junio de 2011, 3:50
Responder
Citu

comentou...

Me pareció muy bello te mando un beso y te deseo un buen fin de semana

17 de junio de 2011, 16:25
Responder
Aglaia Callia

no comando :)

Roos, Jazmín, Estética, Citu, mil gracias por la visita, por preocuparse en tu caso, Roos, ya ves que estoy de vuelta, y por las lindas palabras, ya podré visitarlas como se debe ;)

Un besote, feliz fin de semana.

17 de junio de 2011, 17:45
Responder
Carmen

comentou...

Precioso, guapa! Y a seguir escribiendo, eh!
Besazos,

21 de junio de 2011, 6:31
Responder

Publicar un comentario

Argonautas que pasaron