18 marzo 2015

LOLA Y EL CHICO DE AL LADO: STEPHANIE PERKINS



Para la diseñadora de moda en ciernes Lola Nolan, las prendas de ropa más llamativas, más brillantes, más divertidas, más salvajes, siempre son las mejores. A pesar de su estilo extravagante, Lola es una hija ejemplar y una buena amiga, y tiene grandes planes para el futuro. Todo en su vida parece bastante perfecto (incluso su guapísimo novio roquero) hasta que los gemelos Bell se mudan de nuevo a la casa de al lado.

Cricket Bell ha vuelto y quiere arreglar los problemas del pasado. Y Lola deberá reconocer sus verdaderos sentimientos hacia él.



Escogí este libro a raíz de leer muy buenas reseñas para él y pensando en que me vendría de perlas para mi reto genérico, ya que no daba con un título juvenil para sumar a mi lista. Y bueno, Lola y el chico de al lado ha sido una lectura divertida y que me ha regalado momentos muy agradables; incluso me recordó mi época de adolescente, lo que a la vista de los años pasados nunca viene mal.

Creo que puedo señalar dos aspectos importantes del libro que creo son los grandes ejes alrededor de los cuales gira la historia y que en lo personal he recibido y me han impactado de formas muy distintas, una positiva y la otra no tanto. 


Por una parte, disfruté mucho la oportunidad de conocer a la protagonista de la historia, Lola, la que nos cuenta su vida en primera persona y de una forma muy fresca, divertida y honesta. Lola es la clase de chica a la que solo puedes querer, es independiente, dueña de una individualidad maravillosa que la lleva a imprimir su personalidad en todo aquello que hace, empezando por su vestuario, y que tiene una historia personal muy interesante pese a su corta edad. Hija adoptiva de una pareja gay fantástica, pero con unos padres biológicos que le han procurado más de una decepción, podría ir por la vida cargando todo un pesado fardo emocional, pero si bien este hecho tan doloroso la marca de forma evidente, también es notable su capacidad de abrazar lo que tiene, apreciarlo y ser feliz con ello. Cuando Crickett Bell regresa a casa, sin embargo, se ve en la disyuntiva de continuar con su feliz noviazgo con su novio roquero Max, o darle una oportunidad a su corazón y descubrir qué es lo que siente por el chico de al lado.

Y respecto a la relación de Lola y el chico de al lado es precisamente que va mi pega con la historia, lo que es una pena, pero me ha costado mucho "vivir" ese romance como me hubiera gustado. Me veo en la necesidad de usar la manida excusa de "no eres tú, soy yo" o, en este caso, "no es el libro, soy yo". Y sin duda así es, ya que siempre se me ha hecho muy cuesta arriba comprender y disfrutar de los romances adolescentes, será que cuando era una se me daban fatal también, de modo que no es tan raro... En fin, será que a esta edad y con mi experiencia tengo tan por seguro que nadie se muere de amor y que a veces un grado de madurez es lo más necesario para enfrentar los problemas, que la conducta irreflexiva y esas dudas propias de una edad tan especial me resultan un poco complicadas de apreciar. 

Creo, sin duda, que si hubiera leído este libro con diez años y unas cuantas penas menos, lo habría disfrutado un poco más. Pero esto no me impidió leer el libro de un tirón y pasarlo bien con las aventuras de Lola; es más, me atrevería a decir que solo por conocer a un personaje tan rico y singular esta lectura vale mucho la pena, y si sumamos a todos los otros personajes interesantes que componen este libro, no hay pierde. 


10 ♥ Comentarios

Lady Aliena

comentou...

La verdad es que esta vez no me llevo tu recomendación. No me atrae lo suficiente. Besos.

18 de marzo de 2015, 12:15
Responder
Solita Jade

comentou...

Confieso, si confieso Clau querida, que admiro un kilo que puedas leer, reseñar, trabajar , llevar tu vida personal, familiar, ser escritora ... y todo a la vez, y yo apenas puedo robarle unas horitas de sueño a mi vida para leer un librito(y horas al trabajo para escribir algo en el blog, pero sssshhh!).
Siempre estoy leyendo tus reseñas porque me "tientan" los libros que lees.
Este libro me tincó a pesar que tu dices que "no es el libro, soy yo". Con el resumen que cuentas, me han dado ganas de leerlo. Quizás para sufrir un poquillo como cuando era joven.
Debo decirte que pasé mil sinsabores en mi adolescencia y juventud con relación al amor, y tardé sus buenos años en encontrar un buen amor .
Es por eso que leo estas historias sin que me de demasiada tristeza, hay tiempos en que una lo pasa fatal, pero hay etapas que son buenas. Mi Clau, siempre hay un alma gemela en este mundo para una, aún cuando no se quede permanentemente al lado de una.
Besitos y lo anoto para mi lista de deseos.

18 de marzo de 2015, 12:36
Responder
Tizire

comentou...

Ains, a mí este libro me llama mucho! No frecuento la literatura juvenil, pero este parece perfecto para desconectar un rato. 1beso!

18 de marzo de 2015, 14:18
Responder
Margari

comentou...

No me atrae en esta ocasión, así que lo dejo pasar.
Besotes!!!

18 de marzo de 2015, 16:17
Responder
J.P. Alexander

comentou...

Uy yo huyo a los libros juveniles, te mando un beso y te me cuidas

18 de marzo de 2015, 17:48
Responder
Tatty

comentou...

Los libros juveniles los tengo bastante abandonados, son pocas ocasiones las que me animo con uno y tiene que llamarme demasiado, así que este lo dejo pasar
Besos

19 de marzo de 2015, 0:42
Responder
Ana Blasfuemia

comentou...

De vez en cuando me gusta leer algún libro juvenil, hay buena literatura también en ese género pero en principio este como que no me atrae mucho, Aglaia...

Un abrazo

19 de marzo de 2015, 2:26
Responder
Marilú CuEnTaLiBrOs

comentou...

Me gusta leer juvenil pero no es de los que más me llaman la atención para leer.
Besos

19 de marzo de 2015, 12:09
Responder
U-topia

comentou...

Es lo que ocurre con historias románticas, igual en literatura o en cine, que son agradables pero, a veces, no son creíbles. Hay que afrontarlas con esa perspectiva y disfrutarlas. Lola parece un personaje estupendo.

Besos!!

20 de marzo de 2015, 11:51
Responder
Nena Kosta

comentou...

Hola Claudia, creo que esta es una novela para desconectar y pasar un rato ameno y ligero. A veces se conecta y otras no, pero supongo que es como tú dices "no es la historia, soy yo".
Un beso

22 de marzo de 2015, 0:43
Responder

Publicar un comentario

Argonautas que pasaron