29 marzo 2015

LOS AÑOS DE ESPERA: FUMIKO ENCHI



Situada en Japón a finales del siglo XIX, “Los años de espera” es un admirable y sensible retrato de la condición de las mujeres en un país todavía inmerso en las viejas tradiciones feudales. Educada para cumplir el rol tradicional de su sexo, Tomo no sólo debe soportar las humillantes infidelidades de su marido, sino que incluso debe aceptar con sumisión el encargo de buscarle concubinas y acogerlas bajo su techo. Primero será la quinceañera Suga, luego vendrá la extrovertida Yuri... Esta novela plena de sutileza y de sentimientos contenidos nos presenta una galería inolvidable de mujeres que suscitan admiración por su entereza.



Los años de espera es uno de esos libros que, al menos para mí, parecen tenerlo todo para encandilar a un lector. La portada es muy sugerente, la sinopsis promete y, lo más importante, es obra de una autora insignia de la literatura oriental, como es Fumiko Enchi, una mujer con una historia personal interesante y que ha sabido volcar en su obra esa personalidad fuerte y profunda, pero sutil, con la que se abrió paso en el mundo literario hasta su muerte en 1986. 

La novela nos narra una saga familiar, haciendo hincapié en el punto de vista de Tomo, la esposa de un importante miembro del gobierno japonés en una época de quiebre para un país atado a sus tradiciones, que ve como el mundo cambia a su alrededor y que, queriéndolo o no, debe amoldarse a la modernidad y la influencia extranjera sin perder su propia identidad. Fumiko Enchi tenía una capacidad maravillosa para profundizar en la psique femenina y retratar los sentimientos de mujeres complejas y acostumbradas a callar con una sutileza que, curiosamente, podía semejar verdaderos gritos. Tomo es el ejemplo de la dignidad femenina, de una dama criada acorde a antiguas tradiciones en las que la norma era satisfacer al hombre con el que se hubiera visto en la obligación de casarse, criar a sus hijos, y callar frente a sus indiscreciones, pero Tomo se cuestiona todo sin necesidad de hacer alarde de ello; sencillamente es una mujer inteligente que ve cómo el mundo a su alrededor empieza a quebrarse y se pregunta hasta qué punto debería tolerar esa vida que, bien pensado, ella no eligió. 



Los años de espera es una historia relativamente breve y está narrada en tercera persona en largos capítulos, en los que los acontecimientos se suceden de forma suave y sutil, tal y como es Tomo, la protagonista. De un capítulo a otro, sin embargo, nos vemos sorprendidos por una serie de hechos que nos mantienen atentos a la historia y, algo muy interesante, la autora consigue introducir elementos comunes para ella, como los rituales de ese antiguo Japón y las maneras de sus habitantes de modo que en tanto transcurre la lectura una se siente casi parte de él y eso es maravilloso.

Los aliento a leer esta obra si les gusta la literatura japonesa, las sagas familiares, o simplemente desean encontrar un libro que retrate un tema interesante con maestría. 

13 ♥ Comentarios

J.P. Alexander

comentou...

Uy me parece genial, creo que me dejaste con ganas de leerla . voy a ver si la encuentro te mando un beso y te me cuidas

29 de marzo de 2015, 19:36
Responder
Tatty

comentou...

No conocía el libro pero siendo una saga familiar es imposible que me resista a ella, anotada me la llevo
Besos

29 de marzo de 2015, 23:53
Responder
Marilú CuEnTaLiBrOs

comentou...

Lo tengo, lo compré después de una reseña de Marisa G. peor aún no lo he le´dio (mira que ha llovido) tiene todas las papeletas para que me guste, tu reseña me lo trae a la memoria y lo confirma.
Besos

30 de marzo de 2015, 2:24
Responder
Emma Bovary Locaporleer

comentou...

No termina de llamarme... Besos.

30 de marzo de 2015, 7:26
Responder
Lady Aliena

comentou...

La tenía apuntada, pero con tanto libro en la lista, ni me acordaba. Así que gracias por traérnosla. Un beso.

30 de marzo de 2015, 8:33
Responder
LOBEZNA

comentou...

Pufff, con lo poco que aguanto yo..... este tema no me gusta, mejor las románticas, ja ja ja. Un abrazoooo.

30 de marzo de 2015, 13:02
Responder
Margari

comentou...

No conocía a la autora. Y me has dejado con muchas ganas, que me gusta conocer la cultura japonesa a través de sus libros.
Besotes!!!

30 de marzo de 2015, 14:32
Responder
Ana Blasfuemia

comentou...

Jo, pues este libro a este paso va a estar también unos años de espera en mi estanteria. No por nada, sino porque nunca sé qué libro voy a leer ni porqué. Me gusta la literatura japonesa (no tanto las sagas) porque como que me serena, reavivaré esta lectura para que no se me quede perdida....

Un abrazo

2 de abril de 2015, 1:30
Responder
Pedro Luis López Pérez (PL.LP)

comentou...

No suelo leer mucha literatura oriental, pero esta Novela me ha suscitado interés por su temática y contenido.
Sin duda alguna la leeré.
Abrazos y Besines.

2 de abril de 2015, 11:57
Responder
Tizire

comentou...

Este libro me atrajo mucho en su momento, pero luego lo he ido olvidando....Gracias por refrescarme la memoria, 1beso!

3 de abril de 2015, 8:31
Responder
Nena Kosta

comentou...

Muy interesante, me gusta mucho el tema. He leído más de una novela de corte oriental (no muchas) pero me han gustado todas. Es una cultura muy rica, aunque tan opuesta a la nuestra que tanto me ha gustado como irritado en ocasiones.
Un beso

4 de abril de 2015, 4:24
Responder
Lesincele

comentou...

Me gustan las sagas familiares y las novelas japonesas, así que me lo llevo anotado.
Un beso!

6 de abril de 2015, 8:39
Responder
lecturina si

comentou...

Hola Claudia no conocía el libro ni la escritora pero por lo que cuentas me podría gustar y acercarme más a la cultura japonesa. Tomo nota de tu recomendación, espero disfrutarla tanto como tú. Gracias por la reseña.

9 de abril de 2015, 13:13
Responder

Publicar un comentario

Argonautas que pasaron