06 noviembre 2010

DEL PRESBÍTERO Y DON JUAN


Siempre me han llamado la atención los cementerios porque siento que inspiran mucha paz, algunos más que otros, es cierto. Sé de personas que odian pisarlos, como mi hermano, por ejemplo, pero a mi me gusta ir cada cierto tiempo para visitar a mis seres queridos. La mayoría son sencillos, casi modernos, debido a que cada vez hay más personas y obviamente son necesarios más Camposantos que usualmente se ubican en las afueras de la ciudad.

En Lima, el más conocido es uno que se encuentra en el centro de la capital, y que visito cada cierto tiempo. No tengo familiares allí, salvo un bisabuelo al que jamás conocí y que nadie recuerda, valgan verdades; pero mis motivos para ir allí son otros.

Este cementerio, llamado Presbítero Matías Maestro, en honor a quien lo construyó, es una enorme pieza de arte en medio de la ciudad. Se le considera el cementerio monumental más antiguo de América Latina, con más de doscientos años a cuestas, y basta con traspasar sus grandes verjas para sentir que entras a otro mundo.



"Sus 766 mausoleos de la más refinada arquitectura de los siglos XIX y XX guardan los restos de hombres y mujeres que se encargaron de escribir la historia del Perú. Más que un camposanto, el Presbítero Maestro es considerado un testimonio viviente del pasado y presente de la Republica Peruana."

"En este lugar hay obras del español Damián Campeny y de los franceses Louis Ernet Barrias, Émile Robert y Antonin Mercie (estos dos últimos trabajaron en la Cripta de los Héroes). Se puede observar, además, el talento de los italianos Ulderico Tenderini, Giovanni Battista Cevasco, Pietro Costa y Rinaldo Rinaldi, todos muy reconocidos en el medio artístico de su época. Asimismo, es posible apreciar trabajos de destacados escultores peruanos de mediados del siglo XX, como el monumento fúnebre a Sánchez Cerro, de Romano Espinoza; las esculturas de bronce del mausoleo de Óscar R. Benavides, de Luis Agurto; el mausoleo de Eloy G. Ureta, de Artemio Ocaña; el ángel del monumento fúnebre a Francisco Graña; y el mausoleo del Pastor Fry, de Eduardo Gastelú."



Como mencionaba, para donde mires, te encuentras con las esculturas más hermosas que te puedas imaginar, como un gran museo que invita al silencio y el paso reposado para admirar su belleza.

Son comunes las visitas guiadas, aún por las noches, y aunque fui tan sólo una vez en una de estas, quedé maravillada por toda la información que recibí. La sola idea de que algunos de tus compatriotas más ilustres, los autores que has leído y admiras, los héroes que murieron en las guerras por tu patria, estén allí, con hermosos mausoleos para guardar su memoria, inspira una sensación sobrecogedora.



Respecto a Don Juan, ustedes dirán qué tiene que ver este caballero aquí. Bueno, pues resulta que una vez al año, entre la Noche de Brujas y los primeros días de Noviembre, se acostumbra montar allí la obra clásica de "Don Juan Tenorio", y quien sepa de qué va, considerará lo mismo que yo, que un cementerio, y uno como este, es un lugar excepcional para ver esta obra tan buena.

Una vez en el recinto, el público ingresa al siglo XVI recorriendo los lugares y espacios antiguos y oscuros por donde transita y se esconde Don Juan Tenorio, al mismo tiempo que a la luz de velas y antorchas admira esculturas y  tumbas del Museo Cementerio  Presbítero Maestro.




He oído excelentes críticas, y aunque sigo pensando si iré o no, de ser lo último lo dejaré para el año próximo, porque me gusta mucho la trama y estoy segura de que la atmósfera debe de ser muy especial. Sé que la ambientación no requiere mayores arreglos, ya está casi todo hecho, y lo poco que se hace, es con todo el respeto por la propiedad en la que se lleva a cabo.



Un lugar muy recomendable para visitar si vives en Lima, y si alguna vez vienes en plan turista, de hecho que merece un lugarcito en la agenda. Que tengan un feliz fin de semana.

14 ♥ Comentarios

Roos

comentou...

Si es cierto que en los cementerios se siente mucha paz, pero a mi igual no me gusta ir, porque tengo muchas sensaciones, no se, de mucha gente.
Y de noche, ni con una visita guiada o no guiada, ni con toda la luz del mundo, ni loca, jaja!!!
Mejor te recomiendo la obra Amiga, así después nos contás!
Que pases buen finde queridísima!!!!!!
Besotes!!!

Roos

6 de noviembre de 2010, 13:22
Responder
Zarzal

comentou...

Tal como lo describes, parece un lugar muy interesante para visitar. Si pudiera no me perdía esa representación del Tenorio, porque el lugar es ideal, y debe dejar un recuerdo muy especial al que la ve.

Un beso, y buen finde!

6 de noviembre de 2010, 14:14
Responder
Tracy

comentou...

DEsde luego no puede tener mejor escenario el D. Juan Tenorio.

6 de noviembre de 2010, 15:45
Responder
Aglaia Callia

no comando :)

Roos, me pasa con los cementerios que es justamente esa paz lo que me inspira tranquilidad; como que puedo estar más tranquila con mis pensamientos y recordar al mismo tiempo a todos aquellos que están allí, conocidos o no, y agradezco la grandeza de estar viva; un poco creepy, pero es mi modo de encontrar esa paz que a veces hace mucha falta :)

No creo que llegue a ver la obra, y mira que la siguen por la noche, así que si de sustos se trata, allí tendrías uno seguro, pero si vienes a Lima, date una vuelta, eso sí, con el sol en lo alto.

Un besote, feliz fin de semana.

6 de noviembre de 2010, 20:45
Responder
Aglaia Callia

no comando :)

Anto, muy cierto lo que pones, no puedo imaginar un mejor lugar para representar esta obra, si llego, espero poder ir, y si no, a esperar al próximo año, porque lo montan en estas fechas hace ya un tiempo.

Sé de tours guiados todo el año, así que si algún día visitas Lima, date una vuelta por allí, es un lugar precioso.

Un beso, feliz finde para ti también.

6 de noviembre de 2010, 20:46
Responder
Aglaia Callia

no comando :)

Tracy, como le decía a Anto, no puede haber mejor lugar para Don Juan Tenorio, debe de ser espectacular verlos "salir" de los mausoleos y casi puedo imaginar los diálogos y todo.

Besos, feliz finde.

6 de noviembre de 2010, 20:47
Responder
vitisa

comentou...

Wau! tu blog está cada vez mejor! y cada vez más interesante! Si tuviera la oportunidad de ir a Lima algún día tu recomendación se me haría irresistible.

PD: Tenemos gustos musicales parecidos :)

7 de noviembre de 2010, 5:06
Responder
40añera

comentou...

Yo he crecido con visitas al cementerio como algo normal, me gustan yo los llamo "el jardín melancólico· y me gusta visitarlos cuando voy a ciertas ciudades donde se que su arte está asegurado.
Te debo visitas y besos me pondré al dia por ahora te dejo muchos besos de repuesto

7 de noviembre de 2010, 5:25
Responder
Aglaia Callia

no comando :)

Vitisa, gracias por la visita, me alegra que te guste el rinconcito con algunos aditivos pictóricos y musicales ¿? Bueno, que hay más imágenes y le añadí música que tenía allí en el baúl de los recuerdos ;)

Si alguna vez vienes a Lima, primero avisas, para saludarte, y de hecho que debes darte un paseíto por este Camposanto, que es precioso y no tiene pierde, además de que está muy cerca del centro.

¿Coincidimos en gustos musicales? Genial, mira que hay de todo, y me encanta.

Un besote, feliz semana.

7 de noviembre de 2010, 8:01
Responder
Aglaia Callia

no comando :)

40añera, hola, qué bueno tenerte por aquí de vuelta, y no te preocupes por las visitas atrasadas, el tiempo es cruel, lo importante es que nos tengamos presente ♥

A mi los cementerios me inspiran mucha paz, me gusta esa frase "el jardín melancólico", porque lo es, con seguridad. En este el arte abunda y no te alcanzaría un día para apreciarlo todo, es maravilloso.

Un besote, feliz semana.

7 de noviembre de 2010, 8:04
Responder
LAMINDY

comentou...

No voy a los cementerios por los familiares... pero sí por recorrerlos.No se por que me atrae ese tipo de arte.
Aca quisieron hacer recorridos nocturnos en el de Recoleta, uno de los mas antiguos y turisticos, por las personalidades que allí descansan, pero se opusieron los vecinos...
Creo que me gustaría ir a ver don Juan en semejante escenario, debe ser toda una experiencia.
Un gusto leerte!

7 de noviembre de 2010, 20:32
Responder
Aglaia Callia

no comando :)

Lamindy, hola, gracias por la visita.

También me gusta recorrer esta clase de cementerios por las maravillosas obras de arte que se encuentran; es que realmente, es estos tiempos, como que no resulta muy sencillo encontrar las obras de los grandes maestros de la escultura así nada más, fuera de un museo, y poder verlas en un espacio abierto y público es sensacional.

Qué pena lo que comentas de la prohibición de las visitas guiadas a este cementerio. Aquí no falta quien se queje, es normal en todo el mundo, pero la verdad es que en el Presbítero están sepultadas algunas de las personalidades más grandes de la historia peruana, como escritores, artistas, y muchos héroes; no me imagino que nos prohiban conocer un poco de la historia e ir a rendirle homenaje a estas personas que tanto se lo merecen.

Lo de Don Juan lo dejaré para el año siguiente, que sin duda se hará también porque me ganó el tiempo, pero alguna visita guiada si que buscaré.

Gracias por pasarte, un beso, feliz semana.

8 de noviembre de 2010, 7:41
Responder
Fiona

comentou...

nena que linda experiencia debe ser esa de vivir a don juan tenorio
me encantan los cementerios antiguos con mucha historias dentro y fuera........
aca esta el de recoleta,pero no le llega ni a lso talones a este que mencionas!
beso

9 de noviembre de 2010, 18:44
Responder
Aglaia Callia

no comando :)

No imagino, Fiona, un mejor lugar para escenificar Don Juan Tenorio que un cementerio, y aún más como este, tan antiguo y lleno de esculturas hermosas. Es el más lindo de la ciudad, y por suerte podemos visitarlo.

Lamindy me comentaba lo del cementerio de La Recoleta, y que es muy bonito, pero que no se permiten las visitas guiadas, una pena.

Beso para ti, amiga.

10 de noviembre de 2010, 7:57
Responder

Publicar un comentario

Argonautas que pasaron