24 julio 2010

TRAVESURAS DE LA NIÑA MALA



Hace ya algún tiempo que leí este libro, y por un motivo u otro, olvidaba comentar acerca de él, y quería hacerlo porque me gustó mucho, aunque no sea mi favorito de Vargas Llosa.

La trama es simple, pero da para pensar muchísimo, con el estilo del escritor bien claro, y esas descripciones maravillosas a las que nos tiene acostumbrados.

Ricardo, un muchacho limeño de clase media, tiene como más grande anhelo, crecer e irse lo antes posible a París, la ciudad de sus sueños, para vivir allí. No es ambicioso, no espera encontrar riquezas, sólo trabajar y ser feliz. Pero siendo apenas un adolescente conoce a "la niña mala" y desde entonces, el mundo se le pone de cabeza. Este personaje lo marca desde que la conoce, y luego, a lo largo de la historia, entra y sale de su vida en los momentos más inesperados, y en los lugares impensados.

Vargas Llosa nos lleva de "paseo" desde la década del 50 en adelante, mostrándonos la vida del protagonista, primero en Lima, y luego la mayor parte del tiempo en París, con célebres periodos de paso en otras bellas ciudades como Londres, Tokio, Madrid, etc. Cada lugar es tan bien descrito que casi sentimos que estamos allí, aunque jamás hayamos puesto un pie en esas tierras.

Ricardo es la clase de personaje que tanto quieres abrazar, como deseas abofetear, porque al ver cómo es sistemáticamente maltratado y manipulado por la "niña mala", deseas darle una buena sacudida para que reaccione y se aparte de esa mujer que no hace más que humillarlo. Pero él lo sabe, y lo acepta sin quejas, como si fuera lo más lógico, porque siente un amor que va más allá de toda lógica. Y ella, bueno, con lo que he comentado, sobra decir que no es un personaje al que se pueda querer; resulta más bien despreciable y ruin, una mujer que no tiene problemas en pisotear a quien sea, aún al hombre más noble, que la ha seguido por mar y tierra, con tal de conseguir lo que desea.

Toda la historia entre ellos es así, llena de desengaños, mentiras, traición, en fin, que no es lo que se llamaría una novela feliz, pero sí hermosa, como para reflexionar y sentir mucho, porque uno no puede quedar insensible a nada de lo que va ocurriendo.

No sé en dónde leí que en parte, la "niña mala" es una metáfora para el amor. Doloroso, cruel, traicionero, necesario, algo que todos pasamos en nuestra vida de alguna u otra manera, y que puede dejar distintas emociones en cada uno, pero no indiferencia.

Obviamente, súper recomendable, así que si no lo han leído, dénle una mirada, prometo que no se arrepentirán.



4 ♥ Comentarios

Luciana

comentou...

Ayyy qué tema para mí es este autor.
Me pasa muy a menudo, el no poder leer autores con los que no coincido ideologicamente. Vargas LLosa es uno y Borges es otro.
No discuto sus cualidades como escritores (además no me atrevería!), pero si discuto sus opiniones y visión de latinoamérica.
Me resisto a leerlo, aunque algo leí cuando estudiaba literatura latinoamericana.
Besos.

25 de julio de 2010, 13:44
Responder
Fiona

comentou...

Sabes que no lei nada de Mario vargas Llosa?
debo estan entre mis deuda literarias y este libro con su tram me intriga!!!!!!
las malas mujeres son buenos personajes
besos
fiona

25 de julio de 2010, 17:39
Responder
Aglaia Callia

no comando :)

Luciana, con Vargas Llosa también tengo mis desacuerdos, muchos los tenemos en Perú, la verdad, pero si bien muchas de sus opiniones son más que discutibles, eso no me impide disfrutar su obra, y así me pasa con varios. Ojo que también me pongo en plan de que es muy difícil separar al autor de la obra, pero en lo posible intento que no sea tan fuerte la adversión porque mal que bien, creo que tiene derecho a pensar lo que le parezca, aunque se me está poniendo un poquito exagerado últimamente. Ahora, hay otros que si no aguanto porque ya me parece que van contra todo lo que es la humanidad en sí. Me gusta la música clásica, y Wagner es un genio, pero no puedo oírlo sólo de pensar en que era fan de Hitler, la idea me enferma.

Sí, pues, esto de los artistas y el cómo son en un sentido ideológico es bastante controversial. En todo caso, autores no faltan.

Besotes.

26 de julio de 2010, 8:15
Responder
Aglaia Callia

no comando :)

Fionita, ¿no has leído nada de Vargas Llosa? Bueno, si te interesa, nunca es tarde, y no es que sea el mejor autor de todos los tiempos, pero es realmente bueno, y vale la pena.

Este libro en especial creo que te gustaría, es muy interesante, de amor, protagonista villana y todo, seguro que le encontrarías el encanto. Y así son varios, que La ciudad y los perros es uno de mis favoritos, igual que La casa verde o Conversación en la Catedral.

A ver cuando le das una miradita, por cierto que acá tenemos feria del libro y ya tengo que ver qué encuentro.

Besos.

26 de julio de 2010, 8:17
Responder

Publicar un comentario

Argonautas que pasaron