03 septiembre 2010

Me doy permiso para...



Vi un par de películas estos días, y quería comentar acerca de ellas, pero hoy prefiero compartir con ustedes un texto bellísimo que una amiga me hizo llegar en un momento de necesidad, o dudas, que las tenemos todos. Me hicieron pensar estas sabias palabras, en la importancia de amarse uno mismo, de ser feliz primero como persona, para así poder hacer felices a quienes amamos, y de ese modo, tener un círculo completo. Que resulta difícil, por supuesto, pero siempre se pueden dar pequeños pasos para mejorar. No sé si lo habrán leído antes o no, pero espero les haga tanto bien como a mí.

Me doy permiso para separarme de personas que me traten con brusquedad, presiones o violencia.

No acepto ni la brusquedad ni mucho menos la violencia aunque vengan de mis padres o de mi marido o mujer.

Ni de mis hijos,ni de mi jefe, ni de nadie.

Las personas bruscas o violentas quedan ya, desde este mismo momento, fuera de mi vida.

Soy un ser humano que trata con consideración y respeto a los demás. Merezco también consideración y respeto.

Me doy permiso para no obligarme a ser “el alma de la fiesta”,

el que pone el entusiasmo en las situaciones,

ni ser la persona que pone el calor humano en el hogar,

la que está dispuesta al diálogo para resolver conflictos

cuando los demás ni siquiera lo intentan.

No he nacido para entretener y dar energía a los demás

a costa de agotarme yo: no he nacido para estimularles

con tal de que continúen a mi lado.

Mi propia existencia, mi ser, ya es valioso.

Si quieren continuar a mi lado deben aprender a valorarme.

Mi presencia ya es suficiente: no he de agotarme haciendo más.

Me doy permiso para no tolerar exigencias

desproporcionadas en el trabajo.

No voy a cargar con responsabilidades que corresponden a otros

y que tienen tendencia a desentenderse.

Me doy permiso para no hundirme las espaldas con cargas ajenas.

Me doy permiso para dejar que se desvanezcan los miedos

que me infundieron quienes me educaron.

El mundo no es sólo hostilidad, engaño o agresión:

hay también mucha belleza y alegría inexplorada.

Decido abandonar los miedos conocidos y me arriesgo

a explorar las aventuras por conocer.

Más vale lo bueno que ya he ido conociendo

y lo mejor que aún está por conocer.

Voy a explorar el mundo sin angustia.

Me doy permiso para no agotarme intentando ser una persona excelente.

No soy perfecto, nadie es perfecto y la perfección es oprimente.

Me permito rechazar las ideas que me inculcaron en la infancia

intentando que me amoldara a los esquemas ajenos,

intentando obligarme a ser perfecto: un hombre sin fisuras,

rígidamente irreprochable. Es decir: inhumano.

Asumo plenamente mi derecho a defenderme,a rechazar la hostilidad ajena,

a no ser tan correcto como quieren;

y asumo mi derecho a ponerles límites y barreras

a algunas personas sin sentirme culpable.

No he nacido para ser la víctima de nadie.

Me doy permiso para no estar esperando alabanzas,

manifestaciones de ternura o la valoración de los otros.

Me permito no sufrir angustia esperando una llamada de teléfono,

una palabra amable o un gesto de consideración.

Me afirmo como una persona no adicta a la angustia.
 
Soy yo quien me valoro,me acepto y me aprecio.

No espero a que vengan esas consideraciones desde el exterior.

Y no espero encerrado o recluido ni en casa,

ni en un pequeño círculo de personas de las que depender.

La vida es una experiencia de abundancia.

Empiezo por reconocer mis valores, y el resto vendrá solo.

No espero de fuera.

Me doy permiso para no estar al día en muchas cuestiones de la vida.

Decido no intentar absorber el exceso de información.

Me permito no querer saberlo todo. Me permito no aparentar

que estoy al día en todo o en casi todo.

Y me doy permiso para saborear las cosas de la vida

que mi cuerpo y mi mente pueden asimilar con un ritmo tranquilo.

Decido profundizar en todo cuanto ya tengo y soy.

Con lo que soy es más que suficiente.Y aún sobra.

Me permito un vivir con levedad, sin cargas ni demandas excesivas.

No entro en su juego.

Me doy el permiso más importante de todos: el de ser auténtico.

No me impongo soportar situaciones y convenciones sociales que agotan,

que me disgustan o que no deseo. No me esfuerzo por complacer a todos.

Si intentan presionarme para que haga lo que mi cuerpo y mi mente no quieren hacer,

me afirmo tranquila y firmemente diciendo que no.

Es sencillo y liberador acostumbrarse a decir “no”.

Elijo lo que me da salud y vitalidad. Me hago más fuerte y me siento más sereno

cuando mis decisiones las expreso como forma de decir lo que yo quiero

o no quiero, y no como forma de despreciar las elecciones de otros.

No me justificaré: si estoy alegre, lo estoy; si estoy menos alegre, lo estoy;

si un día señalado del calendario es socialmente obligatorio sentirse feliz,

yo estaré como estaré.

Me permito estar tal como me sienta bien conmigo mismo y

no como me ordenan las costumbres y los que me rodean:

lo “normal” y lo “anormal” en mis estados emocionales lo establezco yo.

Casi utópico, ¿verdad? Pero si tomáramos al menos unos cuantos párrafos, y lo lleváramos al día a día, creo que seríamos mucho más felices.

17 ♥ Comentarios

Tracy

comentou...

No tiene desperdicio.

3 de septiembre de 2010, 14:23
Responder
Luciana

comentou...

Muy texto, ideal para recordarlo en ciertos momentos.
Besos.

3 de septiembre de 2010, 14:35
Responder
la habitación de Pandora

comentou...

Con tu permiso, me lo guardo enterito!! Debería ser lo primero y lo último que leyésemos todos los dias! Como bien dice Tracy, no tiene desperdicio!
Muchisimas gracias por compartirlo!!!
Un abrazo muy fuerte!
Buen fin de semana.

3 de septiembre de 2010, 15:16
Responder
Aglaia Callia

no comando :)

Tracy, hola, desde luego que no tiene desperdicio, es un texto maravilloso que debía compartir tal como hicieron conmigo, muchas gracias por pasar, un beso.


Luciana, tienes razón, porque lo ideal sería tenerlo todo grabado a fuego en la mente, pero como eso resulta más que difícil, al menos es bueno tenerlo presente para poder recordarlos en los momentos necesarios.

Muchos besos, buen fin de semana.

3 de septiembre de 2010, 18:54
Responder
Aglaia Callia

no comando :)

Pandora, llévatelo por favor, y compártelo si puedes, que es la clase de cosas que todo el mundo debería leer alguna vez.

Me estoy pensando copiarlo y pegarlo en algún lugar de mi habitación, ¿porqué no? Sería una excelente manera de empezar el día, un buen sacudón para querernos un poco más cada mañana.

Gracias a ti por pasar, que tengas un precioso fin de semana, besos.

3 de septiembre de 2010, 18:56
Responder
princesa jazmin

comentou...

Mi querida gracia favorita, gracias por compartir semejante texto con tus argonautas. Qué de verdades...qué identificada me sentí con tantas cosas allí expresadas, sabes?me hicieron muy bien, me dieron una perspectiva diferente porque me pusieron a pensar.La presión que a veces todos cargamos para conformar y agradar a nuestro entorno a veces es demasiado peso, y ese peso no nos permite ser felices del todo.
Gracias, mi resplandeciente amiga, yo tammbién me lo copiaré para leerlo seguido.
P.D:no olvides contarnos luego las pelis,eh?me encantan los cositos animados de la derecha,qué lindo Hugh,Ian y los hermanitos supernaturales :)

3 de septiembre de 2010, 20:03
Responder
Fiona

comentou...

AMIGA........ESTO ES LEY PARA RECORDAR PERMANENTEMENTE QUE NO SOMOS JUGUETES DE LA VOLUNTAD Y DECISIONES AJENAS!!!!!
EL RESPETO POR UNO MISMO SIEMPRE ES PRIMORDIAL!!!!!!
HERMOSA REFLEXION......
UN BESOTE

4 de septiembre de 2010, 8:19
Responder
Aglaia Callia

no comando :)

Jazmín, gracias a ti por pasar, me alegra mucho que te gustara el texto.

A mi también me cayó en el momento preciso, porque soy mucho de preocuparme siempre por los demás, que es bueno, pero no cuando te olvidas de ti misma, y esta amiga que me lo hizo llegar me ayudó a ver estos fallos, que no son fáciles de corregir, pero poco a poco, con voluntad, si que se puede, y cuando uno se ama más, puede amar a los demás mejor ;)

Llévatelo, por favor, y compártelo si gustas, que es algo muy bueno para ofrecer.

Ya les cuento luego de las pelis, pero te diré desde ya que nada del otro mundo, y sí, mi Hugh tenía que estar afirmando lo que una piensa cuando lo ve, seguro que Dios es mujer ;)

¡Ian! El vampiro más sexy, ¡toma esa, Pattinson!

Besos, cariño, buen fin de semana.

4 de septiembre de 2010, 11:05
Responder
Aglaia Callia

no comando :)

Fiona, amiga, tal como dices, que es difícil recordar que como individuos nos debemos ser un poquito egoístas, pensar algo más en nosotros, y no dejarnos arrastrar por los deseos ajenos; es difícil, pero no imposible, y como comentaba más arriba, de verdad creo que cuando uno se ama y valora de la manera correcta, puede dar a su vez un mejor amor.

Me encantó en cuanto lo leí, confieso que se me escaparon un par de lágrimas, y de inmediato pensé en que debía compartirlo con ustedes, que lo apreciarían tanto como yo, me alegra que así fuera.

Un besote, pasa un precioso fin de semana ♥

4 de septiembre de 2010, 11:08
Responder
Kenismel

comentou...

Primero que nada te agradesco por tu comentario y por seguirme. Yo hare lo mismo con tu blog.
En segundo lugar este texto me ha gusta mucho. Debríamos tratar de aplicar esas cosas que se nombran en estas palabras, aunque sea dificil por lo menos hacer el intento, tratar de cambiar.

Estamos en contacto. Un beso, Kenismel.

5 de septiembre de 2010, 11:19
Responder
Aglaia Callia

no comando :)

Gracias a ti, Kenismel, por acompañarme, feliz de conocerte un poco más.

El texto es hermoso, muy inspirador, y de hecho que puede hacernos mucho bien. Es difícil, peor siempre se puede intentar preocuparnos un poco más por nosotros mismos, para así poder ser mejores personas, y amar también mejor.

Besos, claro que estamos en contacto, feliz semana.

5 de septiembre de 2010, 18:33
Responder
Natalia

comentou...

hola vengo de angeles y palomas y este texto es simplemente espectacular, por que refleja muchas cosas que intento poner en practica...la autenticidad sobre todo,te invito si quieres pasar por mi blog:
http://almitasencantadas.blogspot.com
cariños Natalia

10 de septiembre de 2010, 21:27
Responder
Anakonda61

comentou...

Nena...cuantas verdades y que dificil aplicarlas...la verdad deberíamos intentarlo aunque sea de una en una...es una forma de ir creciendo como persona...
Besitos infinitos!!!!

11 de septiembre de 2010, 1:16
Responder
Aglaia Callia

no comando :)

Natalia, gracias por la visita, vienes de ese blog de Magui tan bonito, gracias por pasar.

En lo personal, totalmente de acuerdo contigo, es que la verdad todos pecamos un poco en eso de olvidarnos de nosotros mismos, y preocuparnos tanto por los demás y sus necesidades, que nos olvidamos que también debemos amarnos para ser mejores. También intento aplicarlo a la vida diaria, no es fácil, pero si que se puede.

Me paso ya por tu casa, gracias por la invitación ;)

Besos.

11 de septiembre de 2010, 10:20
Responder
Aglaia Callia

no comando :)

Anakonda, cielo, muy cierto lo que pones, son muchas verdades, que las pasamos cada día, y en el papel es genial, pero la verdad que resulta muy difícil aplicarl a la vida diaria, pero si que se puede, al menos de a poquitos, con pequeños detalles que nos hacen mucho bien, y al mismo tiempo nos enriquecen como personas, que al mejorar y amarnos como se debe, podemos también amar mejor a los demás, es un círculo muy importante.

Gracias por pasarte, muchos besos.

11 de septiembre de 2010, 10:22
Responder
hecho está

comentou...

Nena que bien me causo leer estas palabras!!! Gracias por compartirlas por subirlas.. lo de los estados de humores...y Me doy permiso para no obligarme a ser “el alma de la fiesta”, Esos... serian mis puntosa reflexionar!!! gracias por subirlo me encanto!

19 de septiembre de 2010, 15:46
Responder
Aglaia Callia

no comando :)

Hecho está, hola, cariño, qué bueno que estas palabras cayeran en buen momento y te hicieran bien. También caigo mucho en lo que se menciona, parte de mi personalidad, supongo, todos tenemos nuestras cosas. Lo mejor que se puede hacer es reflexionar y ponerse un poquito egoísta, que la verdad siempre es bueno para nosotros, nos hace más felices, y al mismo tiempo podemos así hacer más felices a los demás.

Yo feliz de compartirlo con ustedes, muchos besos, feliz semana.

20 de septiembre de 2010, 9:47
Responder

Publicar un comentario

Argonautas que pasaron