27 septiembre 2010

UN DATO DULCE



Me agrada cocinar, dentro de lo normal, supongo, ya que como mucha gente, aprendí más por necesidad que por gusto. Como siempre hemos sido sólo mi madre y yo, porque mi padre pasaba casi todo el día fuera cuando era niña, y mi hermano no da una en la cocina, recayó en mí el encargarme de este asunto cuando ella no estaba en casa, especialmente en una época en que enfermó y debió pasar más tiempo en hospitales que con nosotros. Me alegra decir que ella goza ahora de estupenda salud, y que gracias a sus buenos consejos, me defiendo en la cocina, y disfruto preparar algún platillo especial los fines de semana para la familia.

Pero si hay algo que realmente me gusta, y que hago feliz de la vida cada que puedo, es preparar postres. Adoro la repostería, y tengo decenas de libros de los que saco recetas, porque soy conciente de que en la respostería no cabe eso de ponerle un poco de esto o lo otro; hay cierta disciplina que se debe seguir con las medidas y la preparación, aunque confieso que a veces me tomo algunas libertades. Los clásicos dulces limeños son trabajosos, pero igual disfruto prepararlos. Ya tengo mis recetas preferidas, que he ido recopilando con el tiempo, pero hay algunas que siempre se me han resistido, y a esto viene el post. Hace un tiempo, una amiga me recomendó un blog de una chica peruana que vive en Estados Unidos y tiene esta pasión también por los ricos postres (los peruanos tenemos debilidad por la comida, todo hay que decirlo) y con los años ha ido perfeccionando una serie de recetas que ahora va compartiendo con muchas personas que la leen. La adoro porque es muy honesta, sencilla, te pone las cosas claritas, y hasta sube fotos de cada paso de la preparación; para alguien tan obsesiva como yo en los detalles, ese es un plus gigantesco. Su nombre es Verónica, y el blog se llama "Rincón Repostero", y forma parte de un diario muy conocido en mi país.

A esta buena mujer le debo haber logrado hacer una torta Selva Negra como Dios manda, así que se me ocurrió dejarles el enlace por si a alguien más le gusta el arte de la repostería. Encontrarán recetas sencillísimas, hasta para hacer en microondas, si bien Verónica confiesa que no es algo que le agrade del todo, así como también muchas otras preparaciones algo más complejas, pero perfectas para darnos un gustito con la familia y amigos. La autora es un encanto y no duda en responder cualquier duda al momento, si fuera necesario. Sólo denle click al nombre del blog que está un párrafo más arriba para que le den una mirada. Muchos besos, feliz semana.

12 ♥ Comentarios

Tracy

comentou...

Muchas gracias por compartir con nosotras tus experiencias, yo no soy muy repstera, ero...nunca está de más tener donde recurrir.

27 de septiembre de 2010, 13:53
Responder
Luciana

comentou...

Qué ricos postres!
No soy mala cocinera, pero lo cierto es que generalmente lo hago de mala gana. Odio hacer las compras, si me compraran todo y tuviera las cocinas que ves en los programas de TV, lo haría con ganas ;)
Besos.

27 de septiembre de 2010, 14:12
Responder
la habitación de Pandora

comentou...

Muchisimas gracias por el enlace! En cuanto tenga un minuto me voy a visitarlo! A mi me encanta cocinar , solo que la repostería es mi asignatura pendiente! La encuentro mucho más dificil que el resto!
Un abrazo.

27 de septiembre de 2010, 22:50
Responder
Wendy

comentou...

¡Ala! que cosas más deliciosas sabes hacer, te admiro mucho esta afición yo no soy muy paciente para la cocina quizás porque no suelo tener mucho apetito y solo disfruto de ella si la comparto en buena compañia.
Debe de ser un autentico placer probar tus deliciosas recetas.
Un beso.

28 de septiembre de 2010, 5:13
Responder
Aglaia Callia

no comando :)

Tracy, los dulces son tan ricos, que aunque una no sea mucho de prepararlos, siempre está presta a comerlos ;)

Como dices, en todo caso, no está de más tener un lugar de donde sacar algunas recetas sencillas, por si te animas.

Besos.

28 de septiembre de 2010, 12:13
Responder
Aglaia Callia

no comando :)

Luciana, estamos completamente de acuerdo con eso de que una gran cocina sería fenomenal. Me imagino una muy grande, como esas de las casas de campo, pero obvio que con todas las comodidades modernas, y me veo en la gloria.

Igual se hace lo que se puede con lo que hay, ni modo; al menos queda el gusto de hacer algo bueno para compartir ;)

Muchos besos, lista para Glee.

28 de septiembre de 2010, 12:15
Responder
Aglaia Callia

no comando :)

Pandora, no hay porqué, feliz de compartir este portal con ustedes, a mi me ha ayudado mucho.

Los postres como que son un poquito más complicados que la cocina porque no permiten esa improvisación, requiere más disciplina con los ingredientes y medidas, pero los resultados valen la pena, es tan lindo hacer algo con tus propias manos y compartirlos con quien se quiere.

A ver cuando visitas a Verónico, seguro encontrarás alguna receta interesante.

Besos.

28 de septiembre de 2010, 12:17
Responder
Aglaia Callia

no comando :)

Wendy, mira que yo no soy lo que nosotros llamamos "dulcera", pero el resto de la familia sí, y es un placer prepararles algo, además que lo piden XD

No soy tan buena como me gustaría, me defiendo al menos con el sabor, me falta trabajar un poco más en la preparación, a ver si tomo algún cursillo ahora que viene la Navidad, hay muchas cosas que siempre he querido aprender.

Te envío un beso de chocolate, para estar a tono :)

28 de septiembre de 2010, 12:19
Responder
Mauriceia de Matos

comentou...

Olá flor,

Que blog gostoso, deu água na boca!!!
Já sou sua seguidora.
Que Deus lhes abençoe...beijinhos

http://ateliemagiartesanal.blogspot.com
Sorteio no blog...participe!!!

28 de septiembre de 2010, 18:08
Responder
Aglaia Callia

no comando :)

Hola, Mauriceia, gracias por la visita, sé bienvenida, qué lindo tenerte por aquí.

Te visito ya, seguro que me encantará tu hogar, un beso para ti también ;)

29 de septiembre de 2010, 8:42
Responder
Fiona

comentou...

amiga,como sabras ,no cocino.......
lo hace shrek,pero solo salado,dulce....nooooooo
en mi casa se compran
las que tienen el don son mis dos hermanas}
asi que disfruta de tu regalo
te envio un gran beso!!!!!!!!!!!!!!

29 de septiembre de 2010, 16:28
Responder
Aglaia Callia

no comando :)

Fiona, ya sabía que la cocina no es tu fuerte, pero lo compensas más que bien con tu talento para el diseño, quien pudiera hacer esas cosas tan lindas.

Así que es el señor Ogro, el amo de la cocina por allá, mira que maravilla; conozco pocos hombres que se defiendan en la cocina.

Pero te digo, princesa querida, que en ese blog que pongo, encontrarías alguna receta sencilla que podrías hacer, puede ser para alguna ocasión especial, sólo mucha dedicación y paciencia ;)

Besos miles, amiga, nos estamos leyendo.

30 de septiembre de 2010, 10:49
Responder

Publicar un comentario

Argonautas que pasaron